1.3 Grabado automatizado

Aquí describimos lo que se necesita para crear un software que pueda recrear la disposición de las partituras grabadas: un método de explicar las buenas disposiciones al ordenador, y gran cantidad de comparaciones detalladas con grabados de música reales.


Concursos de belleza

¿Cómo realizamos las decisiones de formateo? En otras palabras, ¿cuál de las tres configuraciones elegiríamos para la siguiente ligadura?

[image of music]

Están a nuestra disposición unos cuantos libros sobre el arte del grabado musical. Desgraciadamente, contienen unas sencillas reglas prácticas y unos pocos ejemplos. Dichas reglas pueden ser instructivas, pero están muy lejos de constituir un algoritmo preparado para poderlo implementar dentro de un programa. Siguiendo las instrucciones de esta literatura nos lleva a algoritmos con gran cantidad de excepciones codificadas manualmente. Hacer todo este análisis de casos es mucho trabajo, y a menudo no todos los casos están cubiertos completamente:

.jpg

(Fuente de la imagen: Ted Ross, The Art of Music Engraving)

En lugar de intentar escribir detalladas reglas de disposición para cada uno de los escenarios posibles, únicamente tenemos que describir los objetivos lo suficientemente bien como para que LilyPond pueda juzgar el nivel de atractivo visual de varias alternativas. Después, para cada posible configuración calculamos una puntuación de fealdad y seleccionamos la configuración menos fea.

Por ejemplo, tenemos aquí tres configuraciones posibles para la ligadura, y LilyPond ha otorgado una puntuación a cada una en ‘puntos de fealdad’. El primer ejemplo obtiene 15.39 puntos por rozar la cabeza de una de las figuras:

[image of music]

El segundo es mejor, pero la ligadura no comienza ni termina sobre la cabeza de las notas. Obtiene 1.71 puntos por el lado izquierdo y 9.37 puntos por el lado derecho, más otros 2 puntos porque la ligadura asciende mientras la melodía desciende, dando un total de 13.08 puntos de fealdad:

[image of music]

La ligadura final obtiene 10.04 puntos por el salto de la derecha y 2 puntos por la inclinación hacia arriba, pero es la más atractiva de las tres configuraciones, así que LilyPond selecciona ésta:

[image of music]

Esta técnica es bastante general, y se utiliza para tomar decisiones óptimas para la configuración de las barras, ligaduras y puntillos de los acordes, saltos de línea y saltos de página. El resultado de estas decisiones se puede juzgar por comparación con grabados reales.


Mejoras por medio de pruebas

La salida de LilyPond ha mejorado paulatinamente con el tiempo, y continúa mejorando mediante su comparación con partituras grabadas a mano.

Por ejemplo, he aquí una línea de una pieza utilizada como banco de pruebas procedente de una edición realizada a mano (Bärenreiter BA320):

png

y el mismo fragmento grabado tal y como lo hacía una versión muy antigua de LilyPond (versión 1.4, mayo de 2001):

png

Ciertamente, la salida de LilyPond 1.4 es legible pero una comparación detenida con la partitura hecha a mano mostraba numerosos errores en los detalles de formateo:

png

(También faltaban dos cabezas de nota y varias anotaciones editoriales, y ¡la altura de una nota era incorrecta!)

Mediante el ajuste de las reglas de disposición y del diseño de la fuente tipográfica, la salida ha mejorado de forma considerable. Compare la misma partitura de referencia y la salida de la versión actual de LilyPond (2.16.2):

png

[image of music]

La salida actual no es un clon de la edición de referencia, pero está mucho más cerca de la calidad de publicación que la salida más antigua.


Hacer las cosas bien

También podemos medir la capacidad de LilyPond para tomar decisiones de grabado musical automáticamente comparando su salida con la de un producto de software comercial. En este caso hemos elegido Finale 2008, que es uno de los editores de partituras comerciales más populares, especialmente en los Estados Unidos. Sibelius es su principal competidor y parece tener especial presencia en el mercado europeo.

Para nuestra comparación elegimos la fuga en Sol menor del Clave bien temperado de Bach, libro I, BWV 861, cuyo sujeto inicial es

[image of music]

Hemos realizado nuestra comparación grabando los últimos siete compases de la pieza (28 al 34) en Finale y en LilyPond. Éste es el punto de la pieza en que el sujeto vuelve a aparecer en un estrecho a tres partes y conduce a la sección conclusiva. En la versión de Finale, hemos resistido la tentación de hacer cualquier ajuste sobre la salida predeterminada porque tratamos de mostrar qué cosas hace bien cada programa sin ayuda. Las únicas manipulaciones de importancia que hemos hecho ha sido los ajustes del tamaño de la página para que se corresponda con este ensayo y forzar que la música quepa en dos sistemas para facilitar la comparación. De forma predeterminada, Finale habría compuesto dos sistemas de tres compases cada uno y un último sistema de plena anchura con un solo compás.

Muchas de las diferencias entre los dos grabados son visibles en los compases 28 al 29, como se muestra aquí con Finale en primer lugar y LilyPond en segundo:

png

[image of music]

Entre algunos de los puntos negativos de la salida sin retocar de Finale se encuentran los siguientes:

Este ejemplo no pretende sugerir que Finale no se pueda usar para producir resultados con calidad de producción. Por el contrario, en las manos de un usuario hábil puede hacerlo y de hecho lo hace, pero requiere destreza y tiempo. Una de las diferencias fundamentales entre LilyPond y los editores de partituras comerciales es que LilyPond aspira a reducir la cantidad de intervención humana a un mínimo absoluto, mientras que otros paquetes pretenden ofrecer un interfaz atractivo en el que hacer este tipo de ediciones.

Una omisión particularmente flagrante que hemos encontrado por parte de Finale es un bemol en el compás 33:

png

El símbolo del bemol es necesario para cancelar el becuadro que está en el mismo compás, pero Finale lo omite porque aparece en una voz distinta. De forma que además de ejecutar un complemento de barrado y comprobar el espaciado sobre las cabezas de nota y los silencios, el usuario también tiene que comprobar las alteraciones entre voces cruzadas para cada compás si pretende evitar la interrupción de un ensayo a causa de un error en la edición de la partitura.

Si está interesado en examinar estos ejemplos con más detalle, el ejemplo de siete compases completo está al final de este ensayo junto a cuatro ediciones publicadas distintas. Un examen detenido revela que hay una cierta variación aceptable entre los grabados manuales, pero también que LilyPond se compara de forma razonablemente buena con este rango aceptable. Aún existen algunos inconvenientes en la salida de LilyPond, por ejemplo, parece ser un tanto agresiva acortando algunas de las plicas, así que aún hay margen para un desarrollo y ajuste fino posteriores.

Por supuesto, la tipografía se basa en el juicio humano sobre la apariencia, de manera que las personas no se pueden sustituir por completo. Con todo, gran parte del trabajo tedioso se puede automatizar. Si LilyPond resuelve correctamente la mayor parte de las situaciones más comunes, esto ya sería una enorme ventaja sobre los programas existentes. Con el transcurso de los años, el software se puede refinar de forma que realice cada vez más cosas automáticamente, de forma que los ajustes manuales sean también cada vez menos necesarios. Donde se necesitan ajustes manuales, la estructura de LilyPond está diseñada teniendo en mente esa flexibilidad.


Otros idiomas: English, deutsch, français.
Acerca de la selección automática del idioma.

LilyPond — Ensayo sobre grabado musical automatizado